Habrá veredicto en el juicio de extradición del argentino Molares, exmiembro de las FARC


A Molares se lo acusa de supuestos delitos cometidos como integrante de las FARC
A Molares se lo acusa de supuestos delitos cometidos como integrante de las FARC

El veredicto en el juicio de extradición del fotoperiodista argentino Facundo Molares Schoenfeld, realizado por Colombia, se conocerá este lunes, en una causa en la que se lo acusa por supuestos delitos cometidos como integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) de ese país.

Molares Schoenfeld está detenido en Ezeiza desde noviembre del año pasado, cuando fue apresado por la división Interpol de la Policía Federal mientras se encontraba en la casa de su padre en la localidad chubutense de Trevelin.

El requerimiento de extradición del Gobierno de Iván Duque fue rechazado por la defensa y por organismos de derechos humanos que consideran que los delitos que se le imputan ocurrieron antes de 2016, por lo que están encuadrados por el Acuerdo de Paz firmado ese año por el Estado colombiano y la guerrilla, según el planteo llevado adelante por los abogados Gustavo Franquet y Eduardo Soares, que integran La Gremial de Abogados.

El fuero penal ordinario de Colombia, en base a la imputación de un integrante de la Fiscalía General de la Nación, acusa a Molares Schoenfeld del secuestro del concejal Armando Acuña, ocurrido en marzo de 2009 en el municipio de Garzón, departamento del Huila.

Los organismos de derechos humanos consideran «inadmisible» la extradición ya que «las acusaciones formuladas, inciertas e infundadas, corresponden al período comprendido en los Acuerdos de Paz», según advirtieron en una declaración Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la Asociación Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Liga Argentina por los Derechos Humanos, entre otras entidades.

Los defensores del fotógrafo alegan que el fuero penal ordinario de Colombia no tiene competencia para solicitar la extradición porque los delitos que se le imputan son anteriores al Acuerdo de Paz del año 2016, por lo que deben ser tratados por la Justicia Especial para la Paz (JEP), tribunal encargado de administrar justicia a los actores del conflicto armado.

Franquet había dicho a Télam que se demostrará que «quien pide la extradición (el Estado colombiano) no tiene competencia para hacerlo y que la pide por delitos políticos, por lo cual no corresponde concederla».

«Además, en el juicio vamos a probar un tercer elemento, la cuestión humanitaria, porque extraditar a Facundo Molares equivale a extraditarlo para que lo maten, porque está bastante claro que (en Colombia) lo están esperando para matarlo», había señalado.

El juicio había comenzado el 20 de abril e interviene el juez federal de Esquel Guido Otranto.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.