Una testigo aseguró que el empresario Rohrer estaba en Buenos Aires en la fecha del crimen


El viudo Marcelo Macarrn es juzgado por un jurado popular Foto Laura Lescano
El viudo Marcelo Macarrón es juzgado por un jurado popular. (Foto Laura Lescano)

Una testigo aseguró este jueves que el empresario Miguel Rohrer, señalado por los hijos de Nora Dalmasso como sospechoso del crimen de su madre en noviembre del 2006 en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, se hallaba en la fecha del femicidio en la ciudad de Buenos Aires.

Se trata de la testigo Ana Fuentes Lester (48), quien declaró hoy en la sexta semana del juicio por el crimen de Dalmasso (51), que tiene al viudo Marcelo Macarrón como único acusado del delito de “homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal», que contempla la pena de prisión perpetua.

Fuentes Lester es esposa de Ricardo Araujo, quien testimonió ayer y se desempeñó como colaborador y socio en algunos emprendimientos con el empresario agropecuario Rohrer, apuntado por Valentina y Facundo Macarrón como sospechoso del femicidio.

La mujer manifestó que en la fecha del crimen de Nora, Rohrer se encontraba con su esposo en Buenos Aires, y que tanto a la víctima como a Macarrón los conocía solo de vista.

Asimismo, la testigo dijo que, al igual que su marido Araujo, trabajaba con Rohrer con su profesión de contadora: “Fue mi jefe y luego de un tiempo empezamos a tener una relación de amistad”.

Finalmente -dijo- el vínculo se distanció porque habían priorizado otros proyectos para trabajar.

El testimonio de Fuentes Lester, al igual que el de su esposo prestado ayer ante el jurado popular y tribunal técnico de enjuiciamiento, apunta a acreditar la coartada de Rohrer que, en la etapa de instrucción de la causa dijo que estuvo en Buenos Aires cuando ocurrió el homicidio de Nora.

En contraposición, Facundo Macarrón -hijo del acusado- había manifestado que amigos de la familia le habían comentado que lo habían visto a Rohrer en Río Cuarto, y que en una oportunidad lo vio besándose con su madre.

El abogado Marcelo Brito había manifestado ayer al tribunal que hoy iba a ampliar declaraciones su defendido Macarrón, pero eso finalmente no ocurrió, por lo tanto, luego de escuchar el testimonio de Fuentes Lester, se pasó a cuarto intermedio hasta el próximo martes a las 9 para continuar con la recepción de pruebas testimoniales.

El viudo, médico cirujano, enfrenta este juicio como único acusado por el delito de “homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal», que contempla la pena de prisión perpetua.

La acusación fiscal sostiene que presumiblemente unos meses antes del 25 de noviembre de 2006, Macarrón «en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas por la instrucción, instigó el crimen de su mujer por desavenencias matrimoniales».

Agrega que mientras el acusado se encontraba en la ciudad de Punta del Este participando de un torneo de golf, entre las 20 horas del 24 de noviembre de 2006 y las 3.15 del 25, al menos una persona ingresó en la casa de Nora, en barrio Villa Golf de la ciudad de Río Cuarto, describe la acusación.

El homicida, «aprovechándose de la indefensión de la víctima, aguardó que ésta realice su rutina previa al descanso y abordó a Nora Dalmasso una vez que ésta se encontraba dormida en la habitación de su hija, ubicada en la planta alta de la vivienda».

En esas circunstancias y «cumpliendo el plan delictivo acordado previamente con Macarrón y sus adláteres, la tomó del cuello, ejerciendo una fuerte presión con sus manos, anulando así toda posibilidad de defensa».

Seguidamente, «utilizó el cinto de toalla de la bata de baño que se encontraba en la habitación, realizando un ajustado doble lazo alrededor del cuello, ocasionando la muerte por asfixia.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.