‘Recuperar mi documento es como empezar a llenar el álbum de mi vida’


Edgardo Esteban quiere donar los documentos recuperados al Museo Malvinas
Edgardo Esteban quiere donar los documentos recuperados al Museo Malvinas.

El director del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur y veterano de la guerra, Edgardo Esteban, logró que la policía británica recuperara su cédula de soldado y un rollo de fotografías, entre otros objetos que habían sido subastados en la plataforma de comercio web eBay, en Londres.

«Es una noticia importante para mí, hoy creo que sigo encontrando las figuritas para completar el álbum, el álbum de mi vida. Creo que estoy muy cerca de alcanzar el objetivo y llenar mi álbum con mi historia y poder disfrutarlo en vida, está muy bueno», destacó Esteban en declaraciones a Télam.

A través de sus redes sociales, el funcionario, periodista y autor del libro «Iluminados por el Fuego» compartió una foto de los bienes recuperados en la capital inglesa junto la leyenda: «Hoy recobro parte de mi historia. Viva la vida. #MalvinasNosUne».

«Esas fotos y el documento se retuvieron cuando me llevaron al barco británico Canberra, hace más de 40 años… Claro, uno dice 40 años y parece que fue ayer, pero fue mucho tiempo para ir tratando de reconstruir el rompecabezas; y me acuerdo que tenía dos o tres fotos nomás, la cédula militar, unas cartas y los cordones y el cinturón por el tema de seguridad», recordó.

El 31 de marzo del año pasado, Esteban presentó en Londres una denuncia de acción criminal para intentar recuperar su cédula militar de soldado, que fue sustraída hace más de 40 años, cuando fue tomado prisionero y embarcado en el buque británico SS Canberra, en 1982, en el final del conflicto bélico.

En esa oportunidad, Esteban radicó la denuncia contra los tenedores ilegales de su cédula militar, subastada en julio del año 2020 en la plataforma Ebay, en base a la legislación británica y al Convenio internacional de Ginebra relacionado con los prisioneros de guerra.

«Esos objetos se vendieron en un remate realizado en Londres, durante al año 2020, hace ya más de 17 meses, y gracias a una periodista que me dio la noticia, empezamos a hacer un rastreo hacie dónde habían ido el documento y las demás cosas, que forman parte de mi identidad. Fue algo que no correspondía, porque de última era mi identidad que se había vendido en ese remarte», dijo el excombatiente.

Y relató: «El tiempo jugó en silencio durante mucho tiempo, hasta que ahora, hace unos días, nos informaron que van a ir al domicilio del comprador de mi documento y de los demás elementos, con efectivos de la policía británica, y nos adelantaron que el lunes tendrán todo en la Embajada argentina en Londres».

Consultado acerca de cuándo espera encontrarse con esos objetos, Esteban dijo «no saber cómo va a ser el reencuentro con esas cosas, objetos que forman parte de lo que quiero dejar cuando me vaya del Museo Malvinas como un testimonio más, una historia de vida».

Los documentos subastados en Internet
Los documentos subastados en Internet.

«De esas experiencias de vida que ameritan que el documentos y las demás cosas estén ahí«, añadió.

Al respecto, Esteban reseñó: «Estoy viviendo un tránsito, un puente, sigo conmovido todavía en esta noticia que forma una nueva experiencia. Este es otro capítulo de una historia, que digo todos los días: ya está…, ya se terminó…, pero siguen pasando cosas y vuelven a pasar cosas. Como que la historia con Malvinas siempre está viva, siempre pasan cosas que me reabren los recuerdos de la memoria, esas cosas de la vida que están ahí escondidas, guardadas y de repente, con una noticia como esta, florecen en la piel y en mi memoria. Es como que Malvinas no me abandona nunca, siempre está ahí», reconoció emocionado.

– Télam: Y justo se da a días de cumplidos los 40 años de la guerra en el Atlántico Sur…

– Edgardo Esteban: Sí. Es como ir dando pasos para cerrar historias de la vida, yo fui cerrando mis heridas y reencontrándome con los distintos caminos vividos en mi vida. Y esto era, como cuando apreció la noticia, algo muy conmovedor para mí. En especial para nosotros, los argentinos, que tenemos una historia fuerte con la identidad y con los desaparecidos, y con los nietos… es un documento, es una foto en papel, es un símbolo… pero no es menor para mí. Porque nadie tiene derecho a vender una pertenencia de una persona, menos una identidad, sin autorización de esa persona. Y mucho menos con una identidad. Y que pueda reencontrarme con fotos, que siempre supe que estaban, ojalá sean esas fotos, también es una parte del reencuentro con esa parte de mi historia, que la tengo inconclusa. Es como cuando éramos pibes y juntábamos figuritas y decíamos ‘Nos faltan dos figuritas para completar el álbum’. Bueno, igual. Creo que estoy muy cerca de alcanzar el objetivo y llenar mi álbum con mi historia, y poder disfrutarlo en vida está muy bueno».





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.