Declaran exsecretario de Seguridad y su entonces asesor Magnasco


Macarrn enfrenta cargos por el delito de homicidio calificado por el vnculo por alevosa y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal
Macarrón enfrenta cargos por el delito de «homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal».

El exsecretario de Seguridad de la provincia de Córdoba, Oscar Alberto Bertea, y su entonces asesor, Rafael Magnasco, declararán este miércoles como testigos en la undécima audiencia del juicio por jurados que se lleva adelante por el femicidio de Nora Dalmasso, cometido el 26 de noviembre de 2006 en la ciudad de Río Cuarto y por el que está acusado al viudo Marcelo Macarrón como presunto instigador.

Rafael Magnasco fue sindicado por testigos como amante de Nora, aunque este martes, al declarar en el debate, su hermano, Justo Magnasco, dijo que esa versión la difundió el propio Macarrón por sugerencia de su entonces abogado, Daniel Lacase.

Para la época del crimen, entre el exsecretario de Seguridad Bertea y el letrado Lacase existía una fuerte interna política que arrastraban desde la época en la que compartieron el mismo espacio político vinculado al expresidente Carlos Menem, y esa disputa podría haberse inmiscuido en la investigación del crimen de Dalmasso, según especularon algunos testigos e investigadores del caso.

Para esta jornada también fue citado Nicolás Curchod, anfitrión de un asado del que participó Rafael Magnasco para la época del femicidio.

En el marco del juicio, el único acusado es el médico traumatólogo Macarrón, quien enfrenta cargos por el delito de «homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal», calificación legal que contempla la pena de prisión perpetua.

La acusación contra Macarrón

Foto Laura Lescano
Foto: Laura Lescano.

Según la acusación fiscal, en una fecha que no se puede establecer con exactitud, presumiblemente unos meses antes del 25 de noviembre de 2006, Macarrón «en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas por la instrucción, instigó el crimen de su mujer por desavenencias matrimoniales».

Mientras Macarrón se encontraba en la ciudad de Punta del Este participando de un torneo de golf, entre las 20 horas del 24 de noviembre de 2006 y las 3.15 del 25, al menos una persona ingresó en la casa de Nora, en barrio Villa Golf de la ciudad de Río Cuarto, describe la acusación.

El homicida, «aprovechándose de la indefensión de la víctima, aguardó que ésta realice su rutina previa al descanso y abordó a Nora Dalmasso una vez que ésta se encontraba dormida en la habitación de su hija, ubicada en la planta alta de la vivienda».

En esas circunstancias y «cumpliendo el plan delictivo acordado previamente con Macarrón y sus adláteres, la tomó del cuello, ejerciendo una fuerte presión con sus manos, anulando así toda posibilidad de defensa».

Seguidamente, «utilizó el cinto de toalla de la bata de baño que se encontraba en la habitación, realizando un ajustado doble lazo alrededor del cuello, ocasionando la muerte por asfixia mecánica».

Finalmente, probablemente y como parte del plan criminal, «ordenó la escena con la finalidad de simular un hecho de índole sexual, tras lo cual se retiró del lugar, sin dejar rastro alguno de su persona», sostienen los hechos del instrumento jurídico.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.