‘La reticencia del Reino Unido implica una violación del derecho internacional’


Guillermo Carmona secretario de Malvinas Antrtida y Atlntico Sur
Guillermo Carmona, secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur.

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, evaluó que la «persistencia» del reclamo argentino al Reino Unido sobre el archipiélago austral es «fundamental» para que los británicos «cesen en su reticencia» a sentarse a negociar la disputa de soberanía, en base a la resolución 2065 de las Naciones Unidas (ONU), de 1965. 

«Tenemos la convicción de que la persistencia en nuestro reclamo de soberanía resulta fundamental a los efectos de que el Reino Unido cese en sus reticencias y visualizamos con mucha claridad que la acción internacional que despliega la Argentina en el mundo a través de nuestra diplomacia y las acciones que lleva adelante la Cancillería tienen un efecto positivo», dijo Carmona en una entrevista con Télam, a poco de cumplirse los 40 años del inicio del conflicto bélico.

En ese marco, el funcionario de la Cancillería reafirmó que la política del gobierno de Alberto Fernández tiene efectos en «lograr poner en evidencia que esta reticencia del Reino Unido implica una violación del derecho internacional».

En sintonía, Carmona analizó que eso le «provoca al Reino Unido problemas de reputación internacional por el incumplimiento de las normas internacionales y porque, por otro lado, da lugar a seguir sumando apoyos que resultan fundamentales para consolidar la posición argentina en favor del diálogo y las negociaciones por la cuestión de la soberanía».

En 1965, la asamblea general de la ONU instó a ambos países a negociar la «disputa de soberanía» sobre las islas Malvinas, usurpadas por los británicos en 1833, y el Reino Unido cumplió esa resolución entre ese año y 1982, pero luego de la guerra suspendió las negociaciones, que ya llevan cuatro décadas sin reuniones.

«El reconocimiento a excombatientes y veteranos debe ser permanente»

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, afirmó que el reconocimiento a los excombatientes y veteranos de la guerra de Malvinas debe ser «permanente» y evaluó que se vivieron «etapas de desmalvinización que implicaron un desconocimiento de la importancia que tuvo el cumplimiento del deber» por parte de los soldados argentinos.

«Hemos vivido en la Argentina -puntualizó Carmona- etapas de desmalvinización que implicaron un desconocimiento de la importancia que tuvo el cumplimiento del deber por parte de los soldados argentinos. Por eso ha sido muy importante, especialmente a partir del 2003, el reconocimiento de Néstor Kirchner de distintos derechos que les asisten a los veteranos de la guerra» de 1982, en la que murieron 649 argentinos.

«Consideramos que este 2 de abril, como día de los caídos y veteranos y veteranas de guerra de Malvinas, debe conmemorarse en todo el país y el mundo como una fecha de justo reconocimiento hacia quienes entregaron su vida en el conflicto del Atlántico sur o la pusieron en juego», señaló en una entrevista con Télam, a poco de cumplirse los 40 años del inicio del conflicto bélico.

En el marco de la agenda «Malvinas nos une», habrá actos en todas las provincias y en todos los municipios en el marco de «una conmemoración federal, regional e internacional», detalló Carmona.

Entre los reconocimientos adoptados desde el 2003, puso como ejemplo el «derecho a la pensión honorífica y a las pensiones que corresponden a discapacidades sobrevinientes como consecuencia de la guerra», como también la «pensión sanitaria tanto física como psicológica adecuada y la jubilación anticipada». 

«Todas estas acciones que ha emprendido el Estado nacional deben ser permanente revisadas y actualizadas a los efectos de asegurar que nuestros veteranos tengan el debido reconocimiento no solamente honorífico sino también concreto que impacte positivamente en sus condiciones de vida cotidiana», completó.

Malvinas nos une

Ante el 40 aniversario, el Gobierno nacional lanzó meses atrás la denominada «Agenda Malvinas 40 años».

«Expresa, y lo está logrando, la enorme movilización y convocatoria que genera en el pueblo argentino la causa Malvinas», puntualizó Carmona.

Y explicó, en ese sentidio, que «a partir de su construcción participativa fue sumando actividades entre el Gobierno nacional, actividades conmemorativas de las provincias, de municipios y de distintas instituciones y organizaciones de la sociedad argentina».

«La Cuestión Malvinas -enfatizó- es una cuestión fundamental en la política exterior argentina, pero al mismo tiempo tiene que ver con una causa nacional que expresa elementos de identidad nacional muy potentes, muy importantes». 

El funcionario evaluó que la «Agenda Malvinas 40 años» moviliza al conjunto de la sociedad argentina «en base a tres objetivos: el primero es el de reconocer y honrar a los caídos en la guerra de Malvinas, a los veteranos y veteranas de guerra y también tanto de caídos como de veteranos».

Otro propósito es «visibilizar la causa Malvinas como una causa nacional y realizar un fuerte despliegue de política exterior en función del sostenimiento de la Cuestión como un caso de reivindicación de soberanía argentina y también de lucha contra los vestigios inaceptables de colonialismo en el siglo XXI».

Malvinas Foto Especial Archivo Tlam
Malvinas. Foto: Especial Archivo Télam.

En ese camino, Carmona ponderó que el presidente Alberto Fernández «ha puesto en valor, ha reposicionado la Cuestión Malvinas como una política de Estado» respecto de la gestión de Mauricio Macri y remarcó que lo hizo «a partir del propio texto de la Constitución nacional que en la disposición transitoria primera ratifica la soberanía argentina sobre las Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes».

El funcionario remarcó que la Carta Magna «establece que es un objetivo irrenunciable del pueblo argentino la recuperación del ejercicio de soberanía sobre esos territorios y, además, establece que debe hacerse por el derecho internacional y dispone que debe respetarse el modo de vida de los isleños existentes en las islas».

«Esta es una política que nuestro gobierno ha reposicionado y lo ha hecho como una política de Estado que convoca a toda la sociedad y a todas las fuerzas políticas», reivindicó.

En ese marco, destacó la conformación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a Malvinas, que cuenta con representación de académicos, veteranos de guerra, y la participación de la provincia de Tierra del Fuego como así también de legisladores del oficialismo y de la oposición en «una clara expresión de que estamos ante una situación de política de Estado que convoca a una sociedad y al conjunto de las fuerzas políticas».

«La Cuestión Malvinas es una cuestión fundamental en la política exterior argentina, pero al mismo tiempo tiene que ver con una causa nacional que expresa elementos de identidad nacional muy potentes, muy importantes»Guillermo Carmona

Reconocimiento internacional a la soberanía argentina

Acerca de las adhesiones favorables para la reivindicación argentina, Carmona destacó que el «apoyo de España y China por la soberanía en Malvinas son apoyos tradicionales que tienen una larga data».

«En el caso de España -precisó- hay un mutuo reconocimiento de soberanía por Gibraltar y por Malvinas. Argentina reconoce a España la soberanía española sobre Gibraltar y España hace un reconocimiento de soberanía argentina sobre Malvinas y resulta un apoyo muy importante por tratarse de un país de la Unión Europea».

«En el caso de China -prosiguió- desde hace 50 años las relaciones diplomáticas entre ambos países han dado lugar a un reconocimiento de la soberanía de ya cinco décadas y tiene que ver esto con el reconocimiento que hace la Argentina del principio de existencia de ‘una sola China’ y tiene trascendencia respecto de la integridad territorial de la República Popular China».

Por eso, Carmona consideró que «en ese contexto es importante destacar que» el apoyo «no es solamente el de esos dos países con posiciones tradicionales respecto de la Argentina».

«Todos los países de América Latina y el Caribe reconocen la soberanía sobre Malvinas y hay una enorme cantidad de países, la mayoría del mundo, que reclaman al Reino unido que retomen las negociaciones para que esta disputa de soberanía se resuelva de acuerdo al derecho internacional de acuerdo al diálogo y las negociaciones, según lo dispuesto por la resolución 2065 de la Asamblea Nacional de Naciones Unidas», concluyó.

  • Cobertura para vos y tu grupo familiar en PAMI

  • En caso de precisar asistencia psicológica llamar al 139

  • Para emergencias psiquiátricas llamar al 138, opción 7

  • • Más info en Centros de Veteranos de Guerra





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *