‘Estoy como cuando empecé a jugar’


Foto Instagram nicorichotti
Foto Instagram @nicorichotti

Nicolás Richotti, uno de los jugadores argentinos que actúa en la Liga de Básquetbol de Islandia de primera división (Subway League), admitió que su llegada al poco conocido país europeo le hace acordar a sus comienzos en la actividad basquetbolística.

«Estoy como cuando empecé a jugar. Siento que recuperé el protagonismo como lo tenía, a nivel juego, en las divisiones más chicas. Disfruto la experiencia», reconoció el bahiense, de 35 años.

En el segundo semestre de 2021, y tras un fugaz paso por el Palencia de la segunda división del básquetbol español, el escolta que supo vestir la camiseta del seleccionado argentino en el Preolímpico México 2015 aceptó la propuesta del Njardvik y se marchó hacia un destino exótico.

«Islandia es una Liga desconocida, pero en los últimos años va emergiendo, va subiendo el nivel. Cuando analicé oportunidades y ofertas, puse un poco todo en la balanza y no me arrepiento de haber aceptado esta propuesta», dijo el exjugador de Hindú Club de Resistencia, en charla con Télam.

Acompañado por su familia, el basquetbolista argentino resaltó que esta isla cercana al Polo Norte «me llamó siempre la atención como país. Me atrajo no sólo el proyecto deportivo sino también la experiencia de vida», indicó.

Uno de los episodios de su canal de YouTube: Mi experiencia por Islandia. “Parque Nacional de Thingvellir”.

VER VIDEO

Richotti, emblema del actual Lenovo Tenerife español que retiró su camiseta número 5 en junio de 2019, luego de diez temporadas actuando en el club insular, enfatizó que no le costó la adaptación a un certamen «menos táctico y más ofensivo».

«En Islandia se hace todo mucho más rápido. Por eso creo que es más fácil adaptarse a eso que a un juego más ordenado como el que estaba acostumbrado a desempeñarme en España», reveló.

Pese a lo apuntado, el escolta advirtió que el nivel de la competencia local es «muy bueno, muy competitivo. Hay equipos con cuatro o cinco extranjeros, pero los que apuntan más alto son los que tienen los mejores jugadores islandeses», consideró.

Richotti, quien reúne promedios de 14,3 tantos; 5,1 asistencias y 4,1 rebotes por partido, viene de desempeñar un muy buen papel en la victoria 115-82 sobre Vestri (10 puntos, 10 pases gol y 6 rebotes), el pasado fin de semana.

El equipo ocupa provisoriamente la segunda colocación, con un registro 14-6, ubicándose solamente por debajo de Thor Thorlakshofn (15-4), que tiene en sus filas al escolta porteño Luciano Massarelli (exFerro, Olímpico de La Banda y Peñarol de Mar del Plata).

«La sensación es que el torneo está para cuatro o cinco equipos. Todavía falta bastante para el cierre pero nosotros estamos en la pelea«, aseguró el bahiense, que mantiene comunicación fluida no sólo con Massarelli sino también con Pablo Bertone, el tercer argentino en la Subway League.

«Veo a ambos (argentinos), por suerte. Por ahí a Pablo (Bertone) lo veo más porque lo tengo un poquito más cerca. Con él fui compañero en el seleccionado en las concentraciones. A ‘Lucho’ (Massarelli), que está un poco más lejos, lo conozco del año pasado, cuando coincidimos en el Palencia», narró.

De espíritu aventurero e inquieto, Richotti elogia la geografía de la isla, atravesada por volcanes, geiseres y cerros.

«Soy amante de la fotografía y ya conocía, que acá (en Islandia) se pueden visitar muchos lugares muy atractivos. De momento, me queda mucho por recorrer, pero lo que pude conocer cumple las expectativas claramente», reconoció.

Por último, el basquetbolista también se refirió a los estándares que cumple el islandés medio, por lo que pudo conocer en su estadía en Reykjavik.

«La gente es muy amable y te hace muy llevadero todo. Lo único verdaderamente complejo es la cuestión climática», explicó Richotti, quien sostuvo que la «falta de luz solar en el invierno» boreal es «verdaderamente un tema si no estás acostumbrado», dijo.

«Hay días de no más de tres horas de luz en diciembre o enero. Para algunos puede ser un contratiempo. El frío no es tan drástico, pero el viento castiga y es duro. No queda otra que pasarla en casa o en el club», finalizó Richotti.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.