Exfuncionaria judicial pretendió desligarse de los padecimientos de tres niños durante la dictadura


Juicio HOGAR DE BELEN Foto Captura de video
Juicio HOGAR DE BELEN (Foto Captura de video)

La exfuncionaria judicial Nora Susana Pellicer, acusada por el ocultamiento de identidad y los abusos sexuales sufridos por tres niños alojados en el hogar de menores Belén de la localidad bonaerense de Banfield durante la última dictadura cívico- militar, negó haber conocido ni tener la potestad de haber resuelto el destino de esos menores, cuya madre había sido asesinada por fuerzas conjuntas de la represión ilegal.

Ante los magistrados del Tribunal Oral Federal número 1 de la Plata, a cargo del juico oral y público de esta causa de lesa humanidad denominada como «Hogar Belén», la exfuncionaria judicial hizo un racconto de cómo llegó a ser secretaria de Marta Pons, y aclaró que su objetivo «era ocuparme de lo penal, no lo asistencial«,

«Había trabajado como maestra en una villa de Ingeniero Budge en 1972 y había visto que no estaba hecha para la parte asistencial. Sufría mucho al ver las necesidades de esa gente», indicó en el inicio de su declaración.

El 15 de marzo de 1977, en horas de la madrugada, fuerzas represivas rodearon la casa ubicada en las calles Nother, entre Santa Cruz y Tierra del Fuego, del Barrio de San José, partido de Almirante Brown donde vivía Vicenta Orrego Meza de Ramírez con sus tres hijos, Alejandro Mariano, María Esther y Carlos Alberto (de 2, 3 y 5 años respectivamente).

La mujer, cuyo esposo y padre de los niños estaba preso, había dado alojamiento a una pareja de militantes Montoneros, María Florencia Ruival y José Luis Alvarenga que estaban huyendo de la persecución de las fuerzas de la represión ilegal.

Juicio HOGAR DE BELEN Mara Ester Carlos Alberto y Alejandro Mariano Ramrez los tres hijos de Vicenta Orrego Meza de Ramrez asesinada por la represin ilegal Foto Archivo Tiempo Argentino
Juicio HOGAR DE BELEN. María Ester, Carlos Alberto y Alejandro Mariano Ramírez, los tres hijos de Vicenta Orrego Meza de Ramírez asesinada por la represión ilegal (Foto Archivo Tiempo Argentino)

Sin alertar sobre su presencia, sin intimar la entrega de los moradores y sin identificarse, de manera sorpresiva, abrieron fuego contra el inmueble durante, al menos, quince minutos, precisó la fiscalía en la lectura de la elevación, y destacó que desde el interior de la casa se pidió un alto el fuego para poder evacuar a los niños que estaban en la vivienda.

Vicenta logró sacar por una ventana a sus dos hijos mayores y cuando salían con el pequeño de 2 años en brazos fue acribillada a balazos. Los tres niños quedaron con un vecino que días más tarde los llevó a la comisaría local, que dio intervención al Tribunal de Menores número 1 de Lomas de Zamora, a cargo de Marta Pons, cuya secretaria en ese entonces era Nora Susana Pellicer.

«A la doctora (Marta) Pons no la conocía, yo me hago cargo por un canje con el yerno de la doctora Pons. Y al entrar me ocupé de lo penal», declaró aunque reconoció que puede haber «causas firmadas por mí en lo asistencial».

Pellicer, a lo largo de su declaración indagatoria, que se extendió durante 1 hora y 20 minutos, buscó probar que no tenía conocimiento de lo ocurrido a los tres hijos de Vicenta cuando fueron alojados en el Hogar de Belén de Banfield, donde sufrieron maltrato, violaciones y abusos sexuales.

«El secretario (de un juzgado) no hace dictámenes», remarcó y detalló varias fojas del expediente que se generó con el caso de los tres niños Ramírez, en los cuales no consta su firma sino la de otros actores judiciales, como psicólogos o asesores.

Juicio HOGAR DE BELEN Foto Captura de video
Juicio HOGAR DE BELEN (Foto Captura de video)

Precisó que «los chicos internados eran (responsabilidad ) de la doctora Pons» y detalló que «el asesor era garante y había también un equipo técnico, que era la gente que dictaminaba. Cosa que el secretario no dictaminaba».

La exfuncionaria judicial también afirmó que desconocía «lo que ocurría afuera (del tribunal), socialmente, no parecerá creíble pero era así. Yo me enteré lo que pasaba con el Juicio a las Juntas«.

Pellicer es juzgada por los hechos acaecidos en el Hogar de Belén entre el 21 de marzo de 1977 y el 26 de diciembre de 1983, vinculado a las violaciones sexuales, golpizas, abusos y retención y ocultamiento de la identidad de los hermanos Carlos Alberto Ramírez, María Ester Ramírez, Alejandro Mariano Ramírez, hijos de Vicenta.

Según consta en la elevación a juicio «a poco de su ingreso al Hogar, los niños Ramírez fueron objeto de un trato (o mal trato) infame y de graves y ultrajantes abusos sexuales, que incluyeron violaciones. Estos abusos se extendieron prácticamente durante todo el período en el que estuvieron alojados en el Hogar parroquial, por parte de Manuel Maciel, su hijo Jorge Maciel, el referido «Marcelo» o «Gordo» (presumiblemente Reynaldo Vera) y de Juan Carlos Milone («El Flaco»)».

Tanto los niños como la niña fueron abusados sexualmente y violados por los hombres aludidos, quienes los golpeaban y amenazaban de muerte si se resistían a los sometimientos que en general ocurrían en el baño.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.